Distrito de Sucre en todo el Perú y el mundo.

Buscar en este portal

lunes, 5 de febrero de 2024

EL CARNAVAL EN SUCRE Y JOSÉ GÁLVEZ

           Tito Zegarra Marín 

        Desde hace algún tiempo trato de resaltar el carnaval en los distritos mencionados, creo merecidamente, aclarando que en otros lugares de la provincia y la región, son también relevantes: masivamente participativos, coloridos y desbordantes de euforia.

       Empero, en los referidos pueblos hay algo que les da un toque especial, que los distingue y hace más atractivos. Son los motivos alegóricos que engalanan sus desfiles: ingeniosos, espléndidos, y representativos.  

       En la ciudad de Cajamarca y pueblos del interior, pareciera que lo más vistoso son los actos festivos, súper concurridos, contagiantes y relucientes: bando carnavalesco, globeadas, concursos de reinados y comparsas, desfiles de jóvenes embebidos de agua y alcohol, cantando y bailando a su manera y, claro, con mucha alegría. 

       Pocas son las alegorías que reflejen nuestras costumbres, cultura andina, historia y actualidad, pero son muchos los iconos que, por su extravagancia, llaman atención como los disfraces capirotados y tornasolados casi ajenos a nuestra realidad. A lo que se suma, el desorden imperante en el corso de motivos alegóricos. Lo rescatable: los concursos de coplas y comparsas.

        En las localidades de Sucre y José Gálvez, desde hace algunas décadas se busca fomentar aquello que da donaire y originalidad. Lo cual se manifiesta en sus motivos carnavalescos, expuestos ordenadamente en la entrada de Ño Carnavalón (sábado en Sucre) y en los corsos de reinas y carros alegóricos (miércoles en Sucre y jueves en José Gálvez).  

       En Sucre, cómo no gozar de la entrada de “ÑO CARNAVALÓN” acompañando de momos que semejan a personajes populares, artistas y políticos (caso Maduro, Kuczynski y Gareca), llenos de picardía y jocosidad, hasta de 7 metros de alto. Y en José Gálvez, cómo no admirar la belleza de reinas y el esperado corso de motivos alegóricos claramente artísticos, sobrios y, por cierto, expresivos de cultura, historia y realidad mundial: caso don Quijote, arca de Noé, inca Atahualpa, Túpac Amaru, Señor de los Anillos y otros. 

       Por ello, merece felicitar a los hermanos Kelvin y Abdón Díaz Chávez y Wilmer Huingo Alva, creadores de las efigies de los momos (Sucre); y a Félix Horna Díaz uno de los artífices de los motivos, con el mérito de participar como actor principal (José Gálvez). 

      Pero no solo el carnaval nos pone orgullosos de nuestros queridos pueblos, también, su bella campiña; su ambiente fresco que se respira; la paz y tranquilidad que se siente al andar por sus angostas calles otrora empedradas; y sus casitas todavía de adobes, alares y huertos donde nacimos y nos criamos. 

        Ese legado natural, histórico y tradicional nunca se olvida, salvo con la muerte. Vale rememorarlos, tenerlos en el pecho, y lo más importante, volver hacia allí, una y tantas veces, como nos fuera posible.







 

©2009 Asociación Movimiento de Unidad Sucrense - "MUS" | Template Blue by TNB